Avanzamos en el trabajo por transformar imaginarios y normas sociales de género. 

Cuba sorprendió con la noticia de la victoria, en referedum, del código de familia, una ley que establece protecciones para la niñez, personas de la tercera edad, los derechos de las mujeres y las personas LGTBIQ+. Esto significa, entre otras cosas y avances, que en la isla se legaliza el matrimonio igualitario, la adopción de parejas del mismo sexo y se promueve la distribución equitativa de las responsabilidades domésticas, lo que abona el camino para el fin de otras discriminaciones basadas en normas y estereotipos sociales violentos. 

El avance que hoy celebra Cuba: 

  • Es una voz de aliento para el resto de países en LAC en donde aún persisten leyes discriminadoras contra personas de la diversidad y las mujeres.  
  • Evidencia el trabajo de las organizaciones sociales en Cuba, pues con una votación mayoritariamente a favor del avance de los derechos de las personas, la isla desafió la discriminación oficial.  
  • También es un espaldarazo a los esfuerzos de los movimientos sociales de mujeres, feministas y de la diversidad, en su trabajo contra pensamientos fundamentalistas en la región.  

La isla se suma a los países que en el 2022 han dado pasos significativos al desafiar normas sociales de género, como Colombia con la despenalización del aborto hasta la semana 24 y Chile, quien también adoptó una ley a favor del matrimonio igualitario. Aunque hasta el momento: Argentina, Uruguay, Brasil, México, Costa Rica, Ecuador, Colombia, Chile y Cuba, han adoptado normas que protegen los derechos de las personas de la diversidad, mujeres y población LGTBIQ+ siguen sufriendo altos niveles de violencia y discriminación que las leyes no han logrado disuadir. 

Por lo anterior, para Oxfam sigue siendo una prioridad el trabajo en la deconstrucción de normas sociales de género que violentan la vida de las personas, pues consideramos que  

“Las violencias contra las mujeres tienen raíces profundas en la cultura patriarcal que se reproduce desde y mediante imaginarios y normas sociales machistas. Estos alimentan las violencias contra las mujeres, muchas veces agudizando y naturalizando o legitimándolas […] lo que nos lleva a reconfirmar nuestro compromiso de reforzar el apoyo a organizaciones feministas, de mujeres y de jóvenes; a la vez que nos ofrece una clara orientación sobre el rol activo que debemos jugar para contribuir en la construcción de imaginarios y normas sociales alternativos” (Informe Rompiendo Moldes, 2018) 

 

En este sentido, destacamos los trabajos que desde diferentes países viene abonando a la posibilidad de vivir #VidasLibresDeViolencias: 

Bolivia

Campaña por el #MesDelAmor, la cuenta regresiva contra la violencia en el noviazgo y una reflexión sobre el rol de lxs jóvenes en la lucha contra la violencia machista. Una campaña de Actúa Bolivia. 

Vamos a la par, una campaña que aporta a la reflexión y acción, desde los roles de género y de cuidados, que promueve que no existen trabajos asignados para hombres o para mujeres. 

Colombia

Parece normal pero es violencia, una campaña de jóvenes que busca terminar con las violencias normalizadas en este país.  

Descarga el informe Rompiendo Moldes de Colombia

Cuba

Al cierre de casi 30 años de cooperación y presencia en Cuba, Oxfam creó la plataforma Cuba Resiliente, disponible con libre acceso a todas las personas. Uno de los ejes de la plataforma es el liderazgo transformador de las mujeres. Allí, quienes trabajan por la equidad y el desarrollo pueden encontrar herramientas formativas. Conoce la plataforma. 

Guatemala

Nosotras Conectadas, conoce la campaña de comunicación que busca promover el cambio de imaginarios en Guatemala. 

Honduras

Campaña de la coparte Calidad de Vida, apoyada por Oxfam y Asuntos Mundiales Canadá. 

Conoce la herramienta “el ciclo de la violencia” 

LAC

Conoce el informe Rompiendo Moldes LAC