GT

Economía de Captura en Guatemala

Desigualdad, excedentes y poder

Autora / Autor: 
Paraíso Desigual y Oxfam Guatemala
Fecha de publicación: 
Domingo, 27 Junio, 2021

El estudio “Economía de Captura en Guatemala: Desigualdad, excedentes y poder” del investigador Harald Waxenecker, fue publicado en su segunda edición en el año 2020, desde la plataforma ciudadana Paraíso Desigual con el apoyo de Oxfam en Guatemala. Este estudio presenta una innovadora metodología, ya que permite cuantificar el volumen “capturado” de cientos de miles de contratos del mercado público-privado en construcción, salud, alimentación, transporte y seguridad, traducido en miles de millones de quetzales. Es decir, cuantifica el nivel de corrupción y los montos perdidos en inversión social a causa de estas prácticas espurias, permitiendo determinar cómo esto profundiza la desigualdad.

Desde los años ochenta, Guatemala vive una compleja transición: tras varias décadas de gobierno militar, se fundó la etapa democrática actual. Los hitos políticos fueron el primer gobierno civil electo en 1986 y la paz de 1996, que llegó tras 36 años de conflicto armado interno y dio paso a la liberalización económica. Pero también el autogolpe de 1993, la volatilidad propia del sistema político, la crisis de 2015 y la persistente disputa institucional alrededor de la corrupción y la impunidad.Es un proceso multívoco que contiene ciclos no agotados de transformación: la reforma de la administración pública y las económicas, la reconversión militar, las fluctuaciones político-partidarias y las reformas judiciales. Todo ello está permeado de poder. En los noventas se discutió el papel del Estado en las economías, pero se reflexionó poco sobre la influencia de los actores económicos en el Estado durante procesos de transición. El concepto de Captura del Estado (CdE) vino a abordar estas complejidades ya que hace hincapié en el análisis de poderes económicos que manipulan la formación de políticas públicas, normas jurídicas y regulaciones institucionales en beneficio propio.La economía de captura describe cómo diversos actores y factores de poder confluyen para moldear la transición. En particular, analiza la capacidad y los mecanismos para generar excedentes extraordinarios al margen de la ética pública y de la competencia, además de cómo delimita las transformaciones económicas y políticas, y se (re)crea en el “nuevo modelo”. Estamos ante un campo de desigualdades de poder. No solamente socioeconómicas y políticas, sino también de información y conocimiento. Hay una asimetría entre lo que se sabe públicamente (conocimiento ortodoxo) y lo que sabe únicamente un círculo privilegiado (conocimiento criptodoxo). Este último campo excluye a las mayorías, que desconocen los mecanismos y entramados (legales e ilegales) con los que se gestan poder, riqueza e impunidad. Es un dispositivo con el que algunos actores pueden ejercer poder sobre otros. Moldea las formas de realización de poder al tiempo que oculta su misma existencia. Es así un dispositivo productivo y normalizado: productivo, porque da forma y contenido a los ciclos reproductivos del poder, y normalizado, porque se convierte en una regularidad sistémica. El desafío consiste en interpretar el fenómeno de economía de captura en la actualidad, basándose en información pública y en enfoques teórico-metódicos que evidencien los ciclos reproductivos de la desigualdad de poder y riqueza.

Mira el informe en línea: Economía de Captura en Guatemala